domingo, 14 de diciembre de 2014

lunes, 4 de agosto de 2014

COLOSSUS X-MEN


Piotr "Peter" Nikolaievitch Rasputin, entintado y coloreado en Photoshop CS6.






WOLVERINE X-MEN

Entintado y coloreado en Photoshop CS6 / Wacom Cintiq 24 HD, me encanta la tableta desde bocetos rápidos a los proyectos más detallados, es increíble.



miércoles, 9 de julio de 2014

THE SPIDER



The Spider es un personaje británico de cómics que comenzó como un supervillano antes de convertirse en un superheroe, apareció en la publicación Leon entre el 26 de junio de 1965 y 26 de abril 1969 y se reimprimió en Vulcan.

Un tipo feo, de orejas puntiagudas y nariz aguileña que desea ser el rey del hampa. Vestido de negro (e influenciado en su origen por el italiano Diabolik), y provisto de un extraño arnés que le permite generar hilos de nylon. En su primera aventura recluta a Roy Ordini, un experto en reventar cajas fuertes, y al Profesor Pelham como primeras piezas de su ejército criminal. Descubrimos su sorprendente guarida: “Hice trasladar este castillo desde Escocia piedra por piedra”, se introduce a los dos policías que van a sufrir su existencia, los detectives Trask y Gilmore y se perfila la personalidad del personaje: un tipo narcisista y ególatra hasta el delirio, tan creído como pomposo.

La transición de Spider de rey del hampa a defensor de la ley (por imposición editorial autocensora) es sencillamente abrupta. De un día para otro. “Si la humanidad no sabe defenderse de la delincuencia lo haré yo”. Esa es su motivación, pero sucarácter megalómano sigue por todo lo alto: lo único que quiere es ser el mejor, el ídolo de las masas. Ganar la competición de egos contra villanos también megalómanos. A la bondad por el narcisismo.

¿Suena extraño? Pues leerlo es más todavía... tan extraño como fascinante. Dando rienda suelta a toda su "mala leche" como guionista, Jerry Siegel nos regaló en Spider (también conocido como Flierman, entre otros nombres, para evitar confusiones con el posterior y exitoso Spiderman de Stan Lee) un comic extraño, plagado de momentos que rozan el más puro surrealismo que, sin duda, ejerce un terrible poder de fascinación y entusiasmo. Una obra maestra del cómic, aquí está mi versión.








Lápices en papel Bristol 11" x 17" (27.9 x 43.2 cm).